PÁGINAS Y ARTÍCULOS:

     

Ir a enlaces

 

 

"El soberano sólo puede estar representado por si mismo" J. J. Rousseau, El Contrato Social, Libro II, cap. I. El poder constituyente tiene un único titular: el pueblo. Es necesario ejercer la soberanía popular, y poner en marcha un proceso constituyente para construir pacífica y participativamente, desde abajo y con los de abajo, una nueva Constitución, fruto de una revolución democrática.

   
  "En los últimos años se ha perpetrado un golpe de Estado silencioso, ideológico y económico, para deleite de un poder financiero insaciable que, si no se le pone freno, será capaz de fagocitar todo lo que encuentre a su paso. Por ello mismo tenemos que señalar a los culpables de este expolio. Hay que fotografiarles y explicar los beneficios que extraen despojando a la gente de sus derechos."
   
   

Porque decimos que nos llevan a un régimen autoritario

 

Hechos. El Grupo de Trabajo de la ONU sobre desapariciones forzadas exigió al Estado español que investigará de una vez los cientos de miles de desapariciones forzadas del franquismo. Porque son 133.000 desaparecidos, según Amnistía Internacional y Naciones Unidas. España es el segundo país del mundo en desaparecidos forzados tras la Camboya de los jemeres rojos. Mucho más que Argentina, Chile, Uruguay y Paraguay juntos bajo las dictaduras militares.

Hechos. La ONU también reclamó procesar a los responsables del franquismo de desapariciones por crímenes de guerra y de lesa humanidad. Pero el Gobierno Rajoy ha hecho oídos sordos (como hizo el del PSOE) y las víctimas de la dictadura franquista han tenido que ir a Argentina para encontrar justicia, bajo la tutela de la jurisdicción universal para los crímenes de guerra proclamada por la legislación internacional.

Más hechos. Manfred Nowack, relator especial de Derechos Humanos, ha criticado la falta de voluntad política para acabar en España con torturas y malos tratos a detenidos por policías. Amnistía Internacional ha denunciado torturas y malos tratos en España desde 2007 en tres completos y rigurosos informes. Y asegura que “no sólo hay malos tratos y torturas, sino impunidad de los torturadores”.

Todo huele a autoritarismo, pero aún hay más desmanes. Un nuevo Código Penal y una Ley de Seguridad Ciudadana del Gobierno Rajoy que jueces, fiscales, catedráticos de Derecho, abogados, oposición y movimientos sociales critican con dureza. Porque criminalizan a la ciudadanía y violan sus derechos. Incluso el Consejo del Poder Judicial lamenta que este Gobierno supere a Franco y Primo de Rivera, pues va más lejos que esos dictadores, que nunca introdujeron la cadena perpetua en el sistema penitenciario. Y el PP sí lo hace, aunque la maquillé denominándola “prisión permanente revisable”.

Para Jueces por la Democracia, esa reforma penal propuesta es ilegítima, porque la realidad de los delitos en el país no pide aumentar las conductas a castigar ni las penas. Las tasas de delitos disminuyen desde hace más de 10 años y, según Eurostat, España es uno de los países más seguros y menos violentos de Europa. Esta reforma es ilegítima por innecesaria y por crear un nuevo delincuente: el disidente político. Y eso solo ocurre en los regímenes autoritarios. Incluso desde la conservadora Asociación de Jueces Francisco de Vitoria sostienen que las propuestas de reforma penal “atentan contra derechos fundamentales de las personas, criminalizan conductas sociales y tienen un contenido marcadamente ideológico y político“

Avanza el autoritarismo cuando destacados dirigentes del PP, como Cristina Cifuentes, delegada del Gobierno en Madrid, afirma que la ley es muy permisiva con los derechos de reunión y manifestación. Y quiere “modularla”. ¿Permisiva? ¿Modularla? Quieren hacer ilegal la protesta ciudadana para reprimirla a placer. Como hizo la dictadura franquista.

Pero no solo de represión viven los autoritarios. Defienden a capa y espada sus intereses de clase. Según el fiscal Anticorrupción Luzón, en el nuevo Código Penal no hay voluntad política de acabar con la corrupción. La reforma -denuncia- creará amplios y peligrosos espacios de impunidad y será más difícil combatir la delincuencia organizada y la corrupción.

Si añadimos que la Fiscalía actúa para librar al PP de delitos por su caja B, se opone a que Rajoy declare en el caso Bárcenas, no investiga la destrucción de los discos duros del imputado ex-tesorero Bárcenas y se querella contra el juez Silva que envió a prisión al ex-presidente de Caja Madrid (muy amigo de Aznar), el escenario resultante es el propio de un régimen autoritario y bananero.

La minoría económica que tiene el poder provocó la crisis. Pasado el susto inicial, decidió que era buena ocasión para cargarse el llamado estado de bienestar y convirtió la crisis en saqueo. Con el pretexto de la falsamente necesaria austeridad. Pero la gente reaccionó. Y la minoría empezó a vaciar la democracia, ya muy tocada. Se pasaron por el arco de triunfo la soberanía de los países, colocaron a sus tecnócratas en los gobiernos y forzaron a tirar por el retrete los compromisos electorales. Y gobernó la Troika. Mientras tanto se violaban y violan derechos cívicos, políticos, económicos y sociales de la gran mayoría ciudadana. Pero como la gente no se quedó quieta (aunque aún no ha reaccionado cuanto se debiera), ahora toca represión.

En esas estamos. No solo en España. En toda Europa cuecen habas represivas. También en Alemania. Parte de la ciudad de Hamburgo ha sido puesto en estado de excepción para que la policía, identifique, registre y detenga cuando quiera. Así responden las autoridades a la magna protesta ciudadana contra el cierre de un centro cultural. Por ejemplo.

La hoja de ruta es diáfana, según denuncia la Plataforma en Defensa de las Libertades Democráticas. El objetivo del Gobierno, en nombre de la clase económica dominante a la que sirve, es el control férreo de la sociedad con la progresiva supresión de libertades y derechos hasta un estado autoritario de facto en el que prime el control, la vigilancia y la represión. Mientras la minoritaria clase dominante financia un aparato mediático, ideológico, jurídico, y social para simular que actúa por interés general y no de clase.

Pero cuando aumenta la protesta y la desobediencia civiles, el paso siguiente es ya quirúrgico. Se recortan libertades y derechos ley en mano para amedrentar a la ciudadanía disidente y frenar o reducir la protesta. Y el estado autoritario está más cerca con el pretexto de la paz social. Hay datos que lo demuestran. En los Presupuestos Generales del Estado del Reino de España para 2014, por ejemplo, la partida para seguridad ciudadana ha aumentado un 1,8% (5.264 millones €), cuando en los otros Ministerios se ha reducido el gasto 4,7% de media.

Es diáfano. Con la contra-reforma del Código Penal, la de Seguridad Ciudadana, la Ley de Seguridad Privada (100.000 seguratas podrán identificar, registrar y detener), la futura Ley de Huelga que recortará ese derecho y la Ley de Tasas (que impide el acceso universal a la justicia porque sale caro), se pretende acabar con la protesta ciudadana. Y al mismo tiempo crear un marco de impunidad que convierta en letra muerta las garantías constitucionales de ciudadanos y ciudadanas y establecer de hecho un estado autoritario, jurídicamente justificado. Pero ilegítimo, claro.

El reto ahora es lograr que una mayoría ciudadana pierda el miedo. Para que las cosas cambien.

 

http://xacata.wordpress.com/2014/01/15/porque-decimos-que-nos-llevan-a-un-regimen-autoritario/

 

   
 

 

...y ..."Que se jodan!"

 

   
 

 

lo llaman democracia, y no lo es

 

Si preguntamos quién manda aquí, o en términos más técnicos: quién es el Soberano en este ordenamiento político, desde luego nadie en sus cabales responderá que el pueblo. Bastaría con un minuto de reflexión acerca de cómo en 2011 se reformó el artículo 135 de nuestra Sacrosanta e Intocable Constitución de 1978 para dar con la respuesta correcta: el Soberano es la banca. Poderes Bancario, Ejecutivo, Legislativo, y Judicial, por este orden.

Además, a esta no-democracia la llaman liberal y representativa, para echar sal en la herida… ¿Liberal, este Régimen neofeudal, neofranquista y cada vez más autoritario (véase la infame “ley Fernández”)? ¡John Stuart Mill o Isaiah Berlin se estarán revolviendo en sus tumbas! ¿Representativo, este sistema político donde los supuestamente representados no tienen ningún mecanismo de control sobre los sedicentes representantes? En fin, demos la palabra a quien se supone es el fundador teórico de la moderna democracia representativa, el señor John Locke, que nos pregunta:

“¿Quién podrá juzgar si su delegado o diputado está actuando de acuerdo con lo que se le ha encomendado, sino aquel que le ha encomendado la misión y conserva todavía el poder de destituirlo cuando el depositario del encargo no lo cumpla?” (Segundo tratado sobre el gobierno civil, parágrafo 240).

¿Representación sin poder destituir a quienes incumplen su tarea de representar –es decir, sin algo muy parecido a lo que se llama mandato imperativo? ¡Es una farsa!

 

http://tratarde.org/lo-llaman-democracia-y-no-lo-es/

 

 

 

Subir

 

 

Secuestran la soberanía ciudadana

 

En el reciente debate parlamentario sobre el estado de España, el presidente del gobierno, Rajoy, ha afirmado con desvergonzada tranquilidad: “No he podido cumplir mis compromisos electorales, pero he cumplido con mi deber como presidente del Gobierno”. ¿Desde cuándo ambas realidades son opuestas? ¿Desde cuándo en democracia es obligación de un gobernante machacar a la ciudadanía?

Rajoy aseguró que no subiría impuestos, pero aumentó el impuesto sobre la renta y el IVA; rebaja el dinero de medidas contra el paro y las ayudas para acceder a la vivienda; congela el sueldo de los funcionarios, facilita el despido barato por miles, recorta presupuestos de sanidad y educación; expulsa de la sanidad a inmigrantes y jóvenes parados mayores de 26 años, sube tasas universitarias, presupuesta menos dinero para becas e investigación; privatiza servicios, infraestructuras y transportes (entrega, a precio de saldo, lo que es de todos a la minoría rica)… ¿Es esa su obligación?

Si democracia es la forma de organización política cuyo titular es la ciudadanía, donde las decisiones que afectan a todos son tomadas por la ciudadanía directa o indirectamente, ¿cómo se atreve el presidente del gobierno a ignorar la soberanía ciudadana e incumplir el contrato de sus compromisos electorales? ¿Ha olvidado el artículo primero de la Constitución española según el cual “la soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado”? Si Rajoy tiene algún poder es porque la ciudadanía se lo ha delegado. Cansa recordar lo obvio. Por tanto, se debe a la ciudadanía y no a unos pocos ricos y poderosos. Esa cínica desfachatez de Rajoy, entre otros hechos, muestra el fracaso de la democracia representativa. Tal como se concibe y aplica hoy en Europa. Como Cameron que, aunque la mitad de la ciudadanía británica votaría hoy salir de la Unión Europea (según sondeo de The Financial Times), el primer ministro no piensa convocar consulta alguna ¡hasta 2015! Sin entrar en el contenido de la cuestión (salir o no de la Unión Europea), es evidente que la voluntad ciudadana le importa un rábano a Cameron. Como al resto de gobiernos por lo que vamos viendo los últimos años en la vieja Europa.

Europa se aleja cada vez más de la democracia de verdad, que no es solo votar cada cuatro años y mucho menos que la victoria electoral sea patente de corso para hacer los gobiernos lo que les dé la gana. En España, a los problemas de la democracia vaciada se une la contaminación del franquismo, que nunca se eliminó del todo; baste recordar que el Partido Popular en el gobierno fue fundado por ex-ministros franquistas con responsabilidad política por las últimas infames ejecuciones de la dictadura.

La obscena desvergüenza del gobierno español, cuyo presidente pretende cumplir con su obligación al incumplir de forma flagrante sus compromisos electorales por obedecer a la troika, es la muestra sin brizna de duda de que los ejecutivos europeos gobiernan con descaro en beneficio de apenas medio millón de habitantes de la Unión Europea: la minoría rica. Banca, corporaciones, grandes empresas, dueños de grandes grupos de comunicación, grandes fortunas, más cómplices, encubridores, voceros y otros siervos de la gleba a su servicio… Contra 500 millones de ciudadanas y ciudadanos.

La situación europea se asemeja cada vez más a un régimen autoritario, donde Comisión y Banco Central Europeo (y la impagable actuaciób deel FMI) van sistemáticamente contra los derechos e intereses de la mayoría ciudadana. Guardando ciertas formas, eso sí, pero en esencia de modo “gangsteril”, solapado, malicioso, codicioso, camuflado, marrullero e hipócrita. Y autoritario. Un autoritarismo que se pasa por el forro la voluntad ciudadana, sus derechos, su presente y su futuro. Cabe aquí citar a Pisarello cuando recuerda que, “desde hace dos siglos, cuando se violan los derechos de la gente, y las vías institucionales para reclamarlos están bloqueadas, la resistencia civil es única garantía contra la arbitrariedad del poder y la degradación de la democracia”. Rebelión, diría yo.

Y en esas estamos, con un poder predador arbitrario y una democracia reducida. Pero por toda Europa surgen, crecen y se organizan numerosas respuestas y alternativas ciudadanas contra la injusticia y la indecencia de los de arriba; empecinados los ciudadanos en recuperar la soberanía contra gobiernos que han perdido la legitimidad. Reaccionar así no solo es el modo de afrontar esta crisis-estafa que nos ahoga hoy, sino empezar a construir un futuro digno y decente para nuestros hijos y nietos. Un inicio de revolución. Otra Europa.

 

http://xacata.wordpress.com/2013/02/26/secuestran-la-soberania-ciudadana/

 

   
 

 

LA CONSTITUCIÓN DE 1978: FRANQUISMO SIN FRANCO

"El poeta, dramaturgo y ensayista José Bergamín –calumniado, escarnecido y olvidado- ya anunció que la Transición no constituía una ruptura, sino una mascarada que mantendría a la sociedad bajo la tutela del Ejército y la Monarquía. Su pronóstico se ha cumplido. El Estado español, que invoca como norma fundamental la Constitución aprobada mediante referéndum en 1978, no es una verdadera democracia. Así lo estima el diario londinense The Guardian, según el cual la nueva Ley de Seguridad Ciudadana criminaliza las protestas sociales y convierte a nuestro país en un régimen autoritario, con libertades raquíticas y una poderosa maquinaria represiva. The Guardian no se equivoca, pero omite (o ignora) que nuestro país nunca disfrutó de las garantías de un Estado de Derecho. En los últimos 35 años, se ha legislado a favor de la banca, la patronal y los grandes propietarios, se ha empleado la coacción y el clientelismo para frustrar la independencia judicial, se ha torturado con impunidad y cinismo, se han prohibido partidos políticos y se han cerrado medios de comunicación, se han otorgado escandalosas prebendas a la Iglesia Católica y privilegios medievales a la corona, se ha exonerado a las grandes fortunas de una presión fiscal auténticamente progresiva, se ha practicado el terrorismo de Estado, se ha negado el derecho de los pueblos a elegir libremente su futuro y se ha impuesto una dictadura mediática que manipula a la opinión pública, incitando al conformismo o al linchamiento, de acuerdo con los intereses de la clase dominante."

"Alfonso Sastre, otro escritor postergado y maldito, escribió hace un tiempo: “sin justicia, el orden público es la peor guerra posible”. No se me ocurre una descripción mejor para esta España amordazada, apaleada, humillada y desesperanzada."

 

Ver artículo completo en:

http://rafaelnarbona.es/?p=6071

 

   
   

¿QUÉ HACER ANTE LA PERDIDA DE LOS DERECHOS SOCIALES?

EN VALENCIA DAN EL VAMOS A LA “RUTA CONSTITUYENTE” FORMANDO UNA MESA SOCIAL PRO-CONSTITUYENTE ESTE MARTES 3 DE DICIEMBRE.

DOCUMENTO
 
La crisis financiera y económica en la que nos vemos inmersos, tiene como objetivo el desmantelamiento del estado social en el que hemos vivido y con ello la destrucción de los derechos y libertades conquistados a lo largo de décadas.


Nuestros gobernantes han usurpado la soberanía del Pueblo y se afanan con rapidez en desmontar los pilares fundamentales de la democracia: la libertad, la igualdad, la justicia y la solidaridad, estando al servicio del poder financiero, económico y de las grandes corporaciones para llevarnos a una sociedad de ricos y pobres, que está privatizando los servicios públicos sociales básicos como son la sanidad y la educación, para convertirlos en lucrativos negocios.


Son estos mismos gobernantes y políticos los que dicen y repiten ser nuestros representantes, los representantes del Pueblo y los defensores y garantes de nuestros derechos.


Pero tras estos años de crisis, muchos ciudadanos nos estamos dando cuenta de que nuestros gobernantes y legisladores no defienden ni garantizan nuestros derechos, muy al contrario, comprobamos día tras día que el trabajo se precariza, que los jóvenes no pueden organizar sus vidas, que la gente sin trabajo es desalojada de sus casas, que los servicios de salud se deterioran, que las aulas de las escuelas públicas se saturan de alumnos, que las pequeñas empresas y negocios familiares quiebran, que los científicos tienen que emigrar, que salir a la calle a protestar por estas situaciones injustas es cada día más arriesgado por la brutalidad de la policía y por el apresurado decreto de leyes represoras.


Nos damos cuenta, en fin, de que este sistema político vacía de contenido los escasos avances sociales de la Constitución del 78 y no es capaz de protegernos de los abusos de poder, que permite tomar decisiones injustas sobre nuestras vidas y que, por lo tanto, no podemos ni debemos aceptarlo en silencio.


Muchos ciudadanos nos preguntamos si es posible hacer algo para reaccionar ante esta situación. Claramente la solución está en nuestras manos, somos la mayoría, los poderes económico y político dependen de nuestro trabajo, de nuestra aceptación o rechazo ante sus abusos y mentiras, ante su decisión de que seamos nosotros quienes paguemos su corrupción y su pésima gestión de nuestros recursos.


Para salir de esta situación injusta debemos empoderarnos, recuperar la soberanía del Pueblo, esa que reconoce el artículo 1.2 de la Constitución: “LA SOBERANÍA RESIDE EN EL PUEBLO, del que emanan los poderes del Estado”, debemos hacer realidad este artículo y ejercerlo.


El camino para ello es la redacción de una NUEVA CONSTITUCIÓN que garantice nuestra vida en un verdadero Estado democrático, en el que todos los ciudadanos vivamos en condiciones de libertad, justicia y solidaridad, con completa garantía de derechos e igualdad de oportunidades.


Para ello tenemos que impulsar un PROCESO CONSTITUYENTE democrático desde abajo, que culmine en una ASAMBLEA CONSTITUYENTE a través de la que todos decidamos las reglas del juego de nuestra convivencia.


En el movimiento CONSTITUYENTES trabajamos para conseguirlo.


Participa, decide tu propio futuro. Indignarse no es suficiente, únete a nosotros porque todos somos necesarios y juntos podemos cambiar las cosas.

CONSTITUYENTES  VALENCIA

http://constituyentes.org/que-hacer-ante-la-perdida-de-los-derechos-sociales/

 

 

 

Subir

 

 

Callejeros Peperos

 

http://verdadesymentirasoficiales.blogspot.com.es/2013/11/callejeros-peperos.html

 

   
   

Ley de Seguridad Ciudadana: El fascismo ha llegado, hay que tapar la mierda

Francisco González Tejera

“(…) Cuando la burguesía ve que el poder se le escapa de sus manos, alzan el fascismo para mantener sus privilegios”.



Buenaventura Durruti


Llama la atención que en los tiempos de mayor corrupción política de la historia del estado español, el gobierno del PP apruebe una ley para reprimir a la sociedad civil organizada, a toda organización o persona que se movilice contra la mafia. La seguridad ciudadana es una preocupación cuando el desprestigio político llega a las más altas esferas de un país devastado, saqueado, pisoteado por la delincuencia de guante blanco.

Ahora movilizarse, manifestarse, ponerse una capucha, una careta de Anonymous, convocar en las redes sociales una movilización puede costar muy caro, rodear la cueva de Alí Babá o Congreso, poner a caldo a los Borbones, sacarle una foto o grabar un vídeo de las agresiones policiales, todo lo que no sea políticamente correcto generará multas millonarias, que casi nadie podrá pagar. Miles de euros para financiar con nuestro escaso dinero vicios de estado a costa de un pueblo desesperado.

Normas que ni los sindicatos policiales comparten, pero que asumirán sumisamente, la leña es la leña y da igual quien la ordene, aunque los que firmen los decretos y den las órdenes tengan las manos manchadas y apesten a blanqueo y evasión de capitales, a robos impunes, a sobres repletos de billetes de 500 en negro, a prebendas y abusos de poder contra un pueblo que ya no aguanta más.

En este patético marco, en una realidad de represión y tristeza, de familias destrozadas, de millones de niños/as pasando hambre, de suicidios masivos por razones económicas, aprueban esta nueva ley, que no es sino la excusa perfecta para tapar la putrefacción, el modus operandi pandillero, altamente delictivo, perfecto para paralizar cualquier respuesta social, cualquier movilización o movimiento popular que se oponga al robo de nuestros derechos, al saqueo del patrimonio público, a la destrucción de un estado del bienestar, de un supuesto sistema democrático, de una Constitución, de una normas de convivencia que se pasan por los huevos, que pisotean los rectores de este conspicuo montaje para llenar bolsillos al que llaman orgullosamente “España”.

El miedo a un inevitable, más temprano que tarde, estallido social los lleva a costa de lo que sea, como bien dijo Durruti, al fascismo, a criminalizarnos, a pisotear derechos humanos universales, a ser capaces de todo para mantener el vergonzoso estatus, la miseria humana de los poderosos, que se enriquecen mientras asesinan de hambre, tristeza, desazón, miedo y suplicio a la clase trabajadora.

Todo vale y ya está en marcha la nueva dictadura del patético y ridículo fuhrer Rajoy y su mariachis más decadentes, el Cuarto Reich de la prensa rosa, el régimen más futbolero y hortera, analfabeto funcional, palanganero de la banca, de la mafiosa troika, de una casta empresarial donante de sobres, que apesta a mierda, que avergüenza a las personas de buena voluntad, que se preocupan en pagar religiosamente sus impuestos, en ser honradas, en no cometer irregularidades, mientras los que gobiernan se revuelcan en la pocilga de la corrupción.

El fascismo ha llegado, viene en coche oficial, apestando a vomitivos alientos que huelen a Chivas Regal Reserva, a pelotazos millonarios, a putas caras y vicios innombrables. No queda otra que vulnerar sus leyes, resistir, acabar en sus putrefactas comisarías y cárceles, porque si transigimos y pasamos por el aro de sus normas, seremos cómplices de la mayor estafa de la historia de un estado en manos de sinvergüenzas.

 

http://viajandoentrelatormenta.blogspot.com.es/2013/11/ley-de-seguridad-ciudadana-el-fascismo.html

 

Ver También:

La reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana (o cómo crear una “mayoría silenciada”)

Clamor en contra de la ley de Seguridad

 

   
 

 

España: No es una crisis, es un saqueo

"En resumen, la banca provoca la crisis. La banca se hunde. El Estado la rescata con dinero público. El rescate aumenta el déficit público. Hay que reducir el déficit. Y se recortan presupuestos. Los recortes perjudican gravemente a la ciudadanía. Los recortes hacen retroceder la actividad económica. Aumenta el paro. Banca y grandes empresas evaden más impuestos que nunca. El fraude fiscal reduce los ingresos del Estado. El Estado se endeuda. La banca, especuladora e insolvente, continúa recibiendo ayudas públicas. Y, por esa razón, aumenta el déficit público. Banca, grandes empresas y gendarmes internacionales de la minoría rica exigen reducir el déficit. Como sea. Para reducir el déficit, los dóciles gobiernos recortan más derechos de la ciudadanía... Continúa la historia interminable.

No es crisis: es saqueo. Saqueo (también denominado pillaje o latrocinio) es apoderarse de modo ilegítimo e indiscriminado de bienes ajenos. Y tenemos el derecho y el deber de defendernos del saqueo."



Xavier Caño Tamayo es periodista.  http://www.argenpress.info/2013/05/espana-no-es-una-crisis-es-un-saqueo.html

 

Ver también:

Crisis no ésto es un saqueo

 

 

  Enlaces
   
 

 

 

 

pásalo
nos queda la palabra
Enlaces y comunicados
vimeo.com/channels/pasalo
Vídeo-YouTube
Comunicación (Temas) -Red Voltaire-
ALTERGLOBALIZACIÓN
ARGENPRESS.info
HISPANTV
Público.es
RAFAEL NARBONA
plataforma ciudadana
La Voz Debida
DESPERTARES
¡Por razones! -Bitácora de Xavier Caño-
VIAJANDO ENTRE LA TORMENTA
Paz y Seguridad
Sí se puede cambiar este mundo indecente
Capitalismo neoliberal: criminales que no rinden cuentas
Michel Collon - Rebelión. Autor
Manlio Dinucci
LO QUE NO QUIEREN QUE SEPAS DEL RESCATE A LA BANCA
Echemos a los corruptos. Tumbemos al gobierno con movilizaciones y huelgas
Contra el imperialismo y la colonización: Seis estrategias por la soberanía, la dignidad y la vida de los pueblos
Dr. Rath Health Foundation -Cartas abiertas-
   

Subir

No hay ninguna entrada.
No hay ninguna entrada.